Cambio de look

¿Cambio de look?

Todo el año trascurría transcurría pacíficamente en una gran ciudad. Una de sus habitantes con un estilismo desorbitado lucía un color de cabello natural pelirrojo claro teñido con unos reflejos más rubios, con aspecto sano. Un día de otoño cualquiera nuestra amiga fue a la peluquería y la peluquera le aconsejó hacerse un tono más claro que el suyo pero sin ser muy exagerado.

Penso necesito un cambio de look y escogió un tono rubio oscuro con matiz o reflejo un poco cobre tipo pelirrojo natural. Añadió la peluquera el toque personal y le regaló unas pocas mechas bien localizadas en la zona del flequillo y los laterales. La chica salió monísima por la puerta. Con la melena teñida de dos colores que resaltaban su morena piel que se había bronceado en un solárium artificial después del radiante verano. Todo transcurría de forma rápida y normal. Pasado un mes, nuestra chica mirándose al espejo ya no sabía que hacer con su pelo. Tenía los dos colores permanentes que contrastaban entre si. Además habían crecido dedos y medio de raíz oscura de color natural.

Ante este lío de colores nuestra amiga decide ir a la peluquería pero cuando pide presupuesto para la sesión piensa que si se lo hace ella en casa ahorrará tiempo y dinero. Sin consejo de nadie se va al supermercado y se compra una de esas cajitas que están preparadas para cubrir un cabello con más del 70 % de canas. Elije un tono castaño natural de altura un 4. De esta manera piensa que pasará a tener un sólo color en vez de tres. La sorpresa es que cuando aplica el color en su cabello las mechas rubias adquieren un tono verdoso y lo pelirrojo se convierte en casi negro.

Moraleja:
Cuando hayas de hacerte una sesión de peluquería para un cambio de look mira los consejos para teñirse el pelo y pregunta a personal experto como en empresa www.quafurg.com y te asesorarán. También te recordamos que si “la has liado parda” con los colores del cabello hay una producto no alcalino para remover un tono de oxidación no deseado o equivocado. Eso si, no lo compres sin antes preguntar a un experto si no quieres acabar con varios colores en la cabeza sin armonía.