cambiar de peinado

¿Necesito un cambio de look?

¿No tienes algunos días la sensación de estar horrible? te levantas, te miras al espejo y ahí estás, la misma de siempre y además por cualquier motivo te sientes especialmente fatal. Mi consejo, hay que cambiar de peinado.

Por ejemplo podemos hacer algo tan simple como alisarnos el pelo si lo tenemos rizado u ondulado. Debemos lavarnos el pelo con un champú alisador y pasarnos la plancha poniendonos un poco de laca para que te dure. Si tenemos el pelo es liso, ya sabes, ¡¡tenemos que hacer lo contrario!!, desempolvaremos nuestro viejo rizador o a ponernos un rato unos rulos con el pelo húmedo y con un poco de espuma. Pasarnos  el secador y listo!

A veces con un pequeño gesto tan simple como este consigues un cambio espectacular además de sentirnos mejor por dentro y por fuera. Todos lo notaremos!!