Ideas para el día de San Valentín

El día de San Valentín el ambiente se viste de amor y romanticismo. Es un día para flores, corazones, sentimientos dulces, ambientes agradables y cenas a la luz de las velas.

Es muy sencillo añadir detalles de color rojo en tus comidas, mediante vistosas y deliciosas frutas rojas o vegetales, que además son muy sanas:

Puedes acompañar el desayuno con arándanos por ejemplo. O puedes servir su zumo. También los puedes hornear sobre pan o magdalenas. O acompañar las ensaladas, o incluirlos en salsas o postres.

Los tomates también dan un tono rojizo a los platos del día de San Valentín, empezando por el zumo de tomate en el desayuno hasta en la sala para acompañar un delicioso plato de pasta en la comida o cena. Los pequeños, tipo cherry, quedan perfectos en la ensalada. Son dulces, frescos y muy sabrosos.

Otra sugerencia pueden ser las patatas rojizas o judías, como acompañamiento a tus platos.

Las frambuesas rojas constituyen otro alimento rico y muy apropiado para la ocasión, ya que aportan dulzor a todos tus platos o postres.

Prueba también con las fresas cortadas en forma de corazón para tus postres. Asimismo, puedes dar esta forma a todos los alimentos que se presten, para transmitir el mensaje “Te Quiero”, como magdalenas, pasteles o creps.

Si quieres sorprender a tu pareja, prepárale un sándwich para la comida en forma de corazón. Seguro que no se lo espera y le encantará.

No olvides el chocolate, imprescindible en este día tan especial. Puedes bañar galletas u otros dulces con chocolate, combinándolo con frutas, cortadas en forma de corazón. ¿Qué tal una fondue?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *