la historia de San Valentín

Cada febrero, los enamorados celebran el Día de San Valentín y se intercambian regalos. Pero ¿quién es ese misterioso santo y por qué celebramos ese día?

La historia de San Valentín -y su santo patrón- se mantiene en secreto, pero popularmente se asocia el mes de febrero al romanticismo. El Día de San Valentín, tal como lo conocemos hoy, tiene vestigios tanto de la tradición cristiana como romana.¿Quién era San Valentín y cómo se le asoció con esta antigua tradición? Hoy, la Iglesia católica reconoce al menos tres santos distintos llamados Valentín o Valentinus, los cuales fueron mártires. Según cuenta una de las leyendas, Valentín era un sacerdote que vivió en el siglo III en Roma. Cuando el emperador Claudio II decidió que los solteros eran mejores soldados que los casados, prohibió el matrimonio para los hombres jóvenes, para poder así preparar a sus potenciales soldados. Valentín, al darse cuenta de la injusticia que estaba cometiendo el emperador, le desafió y siguió oficiando bodas en secreto para los jóvenes enamorados. Cuando estas bodas clandestinas salieron a la luz, Claudio mandó matar al párroco.Otras historias mantienen que Valentín podría haber sido asesinado por intentar ayudar a los cristianos a escapar de las cárceles romanas donde se les maltrataba y torturaba. Existe otra leyenda, según la cual Valentín utilizó su nombre él mismo. Mientras estaba en prisión, se enamoró de una joven, que podría haber sido la hija del carcelero, la cual le visitaba durante su encarcelamiento. Antes de morir, le mandó una carta a la joven, que firmó “de tu Valentín”, una expresión que se ha mantenido hasta nuestros días. Aunque la verdad acerca de la historia de Valentín no está clara, todas las historias sí enfatizan que se trataba de un personaje con carisma, heroico y, lo más importante, romántico. No es de extrañar que, en la Edad Media, Valentín se convirtiera en una de los santos más populares  de Inglaterra y Francia.En Gran Bretaña, el Día de San Valentín empezó a popularizarse hacia el siglo XVII. A mediados del siglo XVIII, los amigos y enamorados de todas las clases sociales se intercambiaban pequeños detalles como muestra de afecto así como notas escritas a mano. A finales de siglo, las postales impresas sustituyeron a las manuscritas como resultado de los avances de la tecnología de la imprenta. Era una manera fácil de que la gente expresase sus emociones, en una época en la que la declaración directa de los sentimientos había caído un poco en desuso. Los costes de correos se abarataron, lo cual incrementó la popularidad de mandar postales de San Valentín. Los americanos empezaron a mandarse postales manuscritas a principios del siglo XVIII. Hacia 1840, Esther A. Howland empezó a vender de manera masiva las primeras postales de San Valentín en América.

Según la Asociación de Postales de Felicitación, cada año se vende una media de mil millones de postales San Valentín, convirtiéndose así en el segundo envío masivo de postales del año (el primer puesto, lo ocupan las postales de Navidad).Aproximadamente un 85% de las postales de San Valentín son compradas por mujeres. Además de Estados Unidos, el Día de San Valentín también se celebra en Canadá, México, Reino Unido, Francia y Australia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *