Cambio de look

¿Cambio de look?

Todo el año trascurría transcurría pacíficamente en una gran ciudad. Una de sus habitantes con un estilismo desorbitado lucía un color de cabello natural pelirrojo claro teñido con unos reflejos más rubios, con aspecto sano. Un día de otoño cualquiera nuestra amiga fue a la peluquería y la peluquera le aconsejó hacerse un tono más claro que el suyo pero sin ser muy exagerado.

Penso necesito un cambio de look y escogió un tono rubio oscuro con matiz o reflejo un poco cobre tipo pelirrojo natural. Añadió la peluquera el toque personal y le regaló unas pocas mechas bien localizadas en la zona del flequillo y los laterales. La chica salió monísima por la puerta. Con la melena teñida de dos colores que resaltaban su morena piel que se había bronceado en un solárium artificial después del radiante verano. Todo transcurría de forma rápida y normal. Pasado un mes, nuestra chica mirándose al espejo ya no sabía que hacer con su pelo. Tenía los dos colores permanentes que contrastaban entre si. Además habían crecido dedos y medio de raíz oscura de color natural.

Ante este lío de colores nuestra amiga decide ir a la peluquería pero cuando pide presupuesto para la sesión piensa que si se lo hace ella en casa ahorrará tiempo y dinero. Sin consejo de nadie se va al supermercado y se compra una de esas cajitas que están preparadas para cubrir un cabello con más del 70 % de canas. Elije un tono castaño natural de altura un 4. De esta manera piensa que pasará a tener un sólo color en vez de tres. La sorpresa es que cuando aplica el color en su cabello las mechas rubias adquieren un tono verdoso y lo pelirrojo se convierte en casi negro.

Moraleja:
Cuando hayas de hacerte una sesión de peluquería para un cambio de look mira los consejos para teñirse el pelo y pregunta a personal experto como en empresa www.quafurg.com y te asesorarán. También te recordamos que si “la has liado parda” con los colores del cabello hay una producto no alcalino para remover un tono de oxidación no deseado o equivocado. Eso si, no lo compres sin antes preguntar a un experto si no quieres acabar con varios colores en la cabeza sin armonía.

quiero ser rubia

Hola a todas. Soy Juanita Gómez. En los blog y foros soy más conocida como ” la pulcri ” y quiero ser rubia .

   Mi color de cabello es un moreno español, un cuatro más o menos en cualquier carta estándar de colores. Me veía el cabello muy apagado de tono y decidí añadir al castaño un matiz  violeta. Lo hice con un matiz M/77 de la marca de productos de peluquería Kin mezclado con oxidante de 30 volúmenes. Mezclado a  partes iguales con el castaño obtuve un tono caoba oscuro pero con base castaña. Al añadirle oxidante de 30 volúmenes no me cubrió las canas demasiado pero el olor era más vivo, más transparente. A partir de ahí fui haciendo la misma mezcla cada vez que me tocaba teñir la raíz.
   Todo iba bien , hasta que llegó el verano con los rayos intensos de sol. Mi color empezó a desteñirse con cada baño de sol. SI encima iba a la piscina el color se tornaba más claro y menos violeta. Salía un tono como la paja: un tono pajizo, sin brillo, reseco y feo. Decidí aprovechar las partes más claras y se me ocurrió la  idea de poder teñirme de rubias. Como peluquera sabia que tendría que limpiar todo el cabello de los restos violetas sin querer ponerme de rubia. Empezaba una labor muy cuidadosa.
Podía decolorar las partes violetas , claro que entonces  se  debilitaría y se resacaría el cabello. Aún así decidí comprar unos sobres de decoloración y oxigenada suave de 20 volúmenes para decolorar suave pero sin que me quedara un tono amarillento.
   En la tienda de productos de peluquería no tuve que decir nada más que lo quería hacerme. Me advirtieron de los daños de la decoloración y me aconsejaron que usara un ” Color Reverse ” de la marca Salerm. Con este producto quitaría los tonos oscuros y violetas. La única pega de este producto es que cuando intentamos poner un color después del decapaje deberíamos elegir un dos colores más claros del que deseemos por que oscurece dos tonos al contacto con el agua oxigenada.

Me fue muy bien, sin picores de piel ni escoceduras. Al quitar los tonos oscuros apliqué un baño de color de una altura 8 y conseguí un rubio ceniza oscuro. Encima pude hacerme mechas rubias controladas. Así pasé de un tono castaño o caoba oscuro a un rubio oscuro con mechas rubias y bonitas

Elección del color de pelo

Nuestro color de pelo dice mucho sobre nosotras. ¡¡Ser feliz con nuestro color de pelo!!  Es maravilloso para darnos confianza y subir nuestro amor propio.

 

Cómo debemos elegir los colores de pelo

Antes de colorear nuestro cabello debemos mirar si tenemos canas y que porcentaje tenemos. Si tenemos más de un 30% de canas debemos ponernos una coloración permanente, en cambio si tenemos menos podemos aplicar una coloración semipermanente. Esta última opción tiene la ventaja que se va en 20 lavados dejando el cabello como estaba.

Los profesionales de la peluquería insistimos que no debemos fijarnos en la carta de colores del producto de peluquería que queremos, ya que no es lo mismo un trozo de fibra que está en la carta de color, que el resultado una vez aplicado sobre el cabello.

Antes de elegir un color de tinte debemos conocer los diez tonos universales que van desde el rubio platino hasta el negro. También debemos saber que un color nunca queda igual en una persona que en otra.

Consejos antes de colorear el cabello

Teñirse implica experimientar con nuestro cabello. Es recomendable saber que tratamientos químicos se ha hecho en nuestro cabello antes de colorear, por ejemplo un cabello con henna no se puede aplicar un tinte de oxidación ya que se dañaría.

Es imprescindible realizar la prueba de la alergia que consiste en aplicar un poco de la mezcla (tinte y oxidante) detrás de la oreja, esperar 24 horas y observar si ha salido un grano como la picada de un mosquito que indica que es alergica.

Si tu cabello es muy largo o tienes mucho tendrás que utilizar más de un tubo de tinte.